El tratamiento de intralipoterapia

La intralipoterapia es el tratamiento perfecto para tratar pequeños cúmulos de grasa y una fugaz celulitis, es decir, es la opción ideal para quien descubra que está empezando a acumular grasa.

¿Qué es la intralipoterapia?

La intralipoterapia es uno de los principales tratamientos de remodelación corporal sin cirugía, que se realiza con un fármaco lipolítico llamado Dexoxicolato.

Este tratamiento para eliminar celulitis y grasa localizada nos ayudara a reducir volumen, remodelar nuestro cuerpo, eliminar adiposidades localizadas, etc. Si bien, no esta indicado en personas obesas o con grandes cúmulos de grasa.

Los lipolíticos inyectables, cada vez más utilizados, ofrecen gran margen de seguridad siempre que sean correctamente utilizados. No es necesario indicar que deben ser profesionales con la formación adecuada y previa valoración médica quienes lo hagan.

Los resultados de la intralipoterapia se obtienen tras 2 o 3 sesiones. Estas se realizan en intervalos de 3 y 4 semanas, consiguiendo la reducción del panículo adiposo localizado en abdomen, brazos o muslos.

Esta técnica se puede combinar con otras como la mesoterapia, ondas de choque o radiofrecuencia. Además, se recomienda encarecidamente seguir una dieta equilibrada y realizar varias sesiones de ejercicio a la semana.

Recordemos que la mesoterapia puede ser llevada a cabo con varios productos. Está indicada en personas con distintos grados de celulitis y adiposidades. También contribuye a mejorar el aspecto global de la piel. Por ello, en Medical Esthetic Group ofrecemos estas dos técnicas combinadas para conseguir unos efectos sin precedentes. Esta es siempre nuestra primera opción si se desea alternar tratamientos, pero también podemos informarte de otras alternativas igualmente interesantes.

Por último, no olvides respetar la periodicidad de las sesiones. No debes someterte al tratamiento de manera continuada, pues sus efectos pueden ser muy negativos, ¡Ten paciencia y en unas semanas te verás como siempre!, ¡Adiós celulitis!, ¡Adiós grasas localizadas!