rejuvenecimiento facial

Tratamientos de rejuvenecimiento facial

El tiempo pasa y va dejando señales que, tarde o temprano, vamos notando. El rostro es en lo que a menudo más nos fijamos y, por desgracia, es donde más se acentúan estas marcas. Sin embargo, con las técnicas actuales de rejuvenecimiento facial, puedes volver a sentirte como una quinceañera y, además, educar tus células para que trabajen mejor.

 

¿Cómo abordamos el rejuvenecimiento facial?

El rejuvenecimiento facial puede lograrse con diferentes tratamientos, como son la terapia con plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento, peelings químicos, técnicas quirúrgicas, radiofrecuencia, toxina botulínica…

En nuestra práctica médica, y después de conocer y aplicar los diferentes tipos de técnicas, estamos convencidos que los mejores resultados se logran con una combinación de tratamientos. Estos han sido probados y estudiados a lo largo del tiempo. Además, también hemos tenido en cuenta a los pacientes en cuanto a confort y satisfacción a medio y largo plazo. Sólo de esta manera hemos podido crear ¡los mejores tratamientos de rejuvenecimiento facial!

Los procedimientos pueden durar entre 45 y 60 minutos, dependiendo de cada tratamiento. Algunos requieren aplicaciones semanales, mensuales o semestrales, y también dependen de la época del año o del producto aplicado, así como de los resultados que se van obteniendo.

Tratamientos:

  • Hilos tensores de PDO.
  • Toxina botulínica tipo A , “Botox”.
  • Peelings médicos: superficiales, medios y profundos.
  • Rellenos faciales con acido hialurónico.
  • Mesoterapia facial con acido hialurónico, vitaminas, oligoelementos y polipéptidos.
  • Bioestimulación cutánea con factores de crecimiento, PRP.
  • Células madre de grasa y piel.

Los objetivos de estos tratamientos son:

  • Eliminar o minimizar arrugas faciales, manchas solares y de la edad, productos del sol, el tabaco, el estrés y el envejecimiento.
  • Rejuvenecer la piel del rostro.
  • Eliminar o minimizar cicatrices, marcas e impurezas de la piel, como son las marcas producidas por el acné.
  • Reducir los grandes  poros de la piel.
  • Eliminar o minimizar líneas y arrugas delgadas alrededor de los ojos (patas de gallo) y la boca.
  • Eliminar lesiones vasculares en el rostro.

Podrá realizar vida normal después del tratamiento.

Recomendamos el uso de protección solar, no sólo después del tratamiento sino como parte de la rutina diaria de aseo, hidratación y maquillaje facial.