laser diodo

Depilación láser diodo

La depilación láser es, en la actualidad, una de las mejores técnicas de depilación. La revolucionaria tecnología del láser Diodo Lightsheer permite que el procedimiento sea muy efectivo, seguro y bien tolerado, eliminando el pelo de forma progresiva y permanente.

 

El tratamiento de depilación láser de diodo

La depilación láser es tremendamente efectiva. En la primera sesión se puede evidenciar una pérdida de pelo de aproximadamente el 40%. En la segunda podemos llegar al 60%. Es un tratamiento que logra una reducción de más del 90% del vello con aproximadamente de 5 a 6 sesiones en las zonas corporales, dependiendo siempre de varios factores.

Además, mejora la piel visiblemente, elimina foliculitis y puede aplicarse en cualquier zona del cuerpo.

La duración de las sesiones depende de la zona a tratar, siendo la más corta de entre 5 y 15 minutos en la zona facial. Después, las axilas e ingles requieren de entre 20 y 40 minutos. La medias piernas requerirán de unos 45 minutos. Finalmente, piernas completas pueden tardar hasta 2 horas y media.

Es un tratamiento aprobado por la FDA (Foods and Drugs Administration) y Comunidad Europea. Este método se ha descrito como seguro, efectivo, y tolerable.

Información acerca del sistema Lightsheer:

El láser de Diodo Lightsheer es un láser médico de tipo IV-b, homologado y certificado por la comunidad médica. Es un láser de última generación que utiliza la tecnología más moderna: una longitud de onda de 810 nanómetros que llega hasta la zona donde se encuentran los folículos pilosos más profundos y una punta fría que permite enfriar la piel a la vez que se realizan los disparos, permitiendo depilar incluso pieles morenas sin causar daño a la piel.

¿Cómo funciona?

El disparo del láser es capaz de destruir el folículo del pelo debido a que la papila germinativa del pelo tiene gran capacidad de absorción y es capaz de concentrar una gran cantidad de energía en un solo punto. El objetivo es quemar el pelo, sin llegar a quemar la piel. A más blanca la piel y más negro el pelo, mejores los resultados y menor incidencia de riesgos.

Recomendaciones:

  1. Evitar la exposición a la luz solar mientras se esté realizando el tratamiento. Tampoco debe exponerse a lámparas ultravioletas, productos de autobronceado o cremas hidratantes con autobronceadores.
  2. Evitar depilar las zonas a tratar mediante ningún método que extraiga el vello de raíz: depilación con cera o pinzas. Se puede cortar, afeitar o aplicar crema depilatoria, inclusive cada día. Lo ideal es dejar de cortar entre 3 y 5 días antes del tratamiento.
  3. Si está aplicándose cremas con ácido glicólico o retinoico, suspéndalas 7 días antes del tratamiento.
  4. En caso de padecer de herpes, adviértaselo a su médico antes de iniciar el tratamiento.
  5. En caso de tener alta sensibilidad al dolor o de tratarse de zonas muy sensibles como ingles o bigote, indíqueselo al médico quien, si no existe contraindicación, recetará una crema anestésica en la zona a tratar.
  6. El día del tratamiento no vista prendas muy ajustadas ni se aplique desodorante o lociones que contengan alcohol en las zonas tratadas.
  7. Evite ducharse con agua muy caliente el mismo día.
  8. Utilice un gel preferiblemente con aloe vera durante los 3 primeros días posteriores al tratamiento, ya que la piel tiende a resecarse.